"Yo, como don Quijote, me invento pasiones sólo para ejercitarme" - Voltaire.

Cómo convertir un .mkv a .avi

Últimamente encuentro muchos archivos de vídeo codificados en el formato .mkv, sin embargo, el reproductor que tengo en casa conectado a mi TV no es capaz de reproducirlos, por lo que me obliga a pasar de ese formato al sí soportado .avi. Aquí puedes encontrar un pequeño artículo que te cuenta las diferencias existentes entre ambos.

He apostado por una solución que está disponible en todos los sistemas operativos que suelo utilizar, desde GNU/Linux hasta Mac OS, pasando por Windows: ffmpeg.

En GNU/Linux seguro que está en el sistema de paquetes de tu distribución, y puedes instalarlo de la forma habitual. Por ejemplo, en mi Debian, ejecutando como root:

# apt update
# apt install ffmpeg

En MAC te aconsejo utilizar el "gestor de paquetes": Homebrew, pues se instala muy fácilmente y nos servirá para utilizar diferentes herramientas tanto del proyecto GNU como de otros de código abierto, además de la que nos interesa ahora. Echa un vistazo a su página que te he dejado enlazada. Instalamos Homebrew así:

Y con Homebrew ya instalado, instalamos ffmpeg así:

# brew install ffmpeg

En Windows aún no he tenido la necesidad de instalarlo, pero como puedes observar en la sección "Download" del proyecto ffmpeg, también existe un paquete de instalación para este sistema operativo.

Una vez instalado puedes comprobar que funciona bien con este comando:

# ffmpeg -version

Obteniendo algo como:

ffmpeg version 4.1.4 Copyright (c) 2000-2019 the FFmpeg developers
...

Después de investigar un poco con diferentes opciones, la línea de comandos que mejor relación calidad/"precio" (siendo el "precio" el tiempo necesario para llevar a cabo el proceso) ha arrojado es esta:

# ffmpeg -i "video.mkv" -f avi -c:v mpeg4 -b:v 4000k -c:a libmp3lame -b:a 320k "video.avi"

Los resultados son muy buenos, aunque observo que cuando hay cambios de imagen muy rápidos se pixela un poco, casi imperceptible, pero si estás atento lo notas.

Los codecs utilizados en el formato mkv (tamaño: 2,2G) son más eficientes (mejores) que los utilizados en el formato avi (tamaño: 3,2G) que soporta mi reproductor, con su consecuente impacto en tamaño. Es decir, obtenemos algo de más tamaño y de peor calidad :-(.

Y tú, ¿has tenido esta necesidad? ¿Has llegado a encontrar la combinación de opciones "optima" según la relación calidad/"precio"? Si es así, te agradezco que las compartas en los comentarios. También puedes comentarme cualquier otra información que consideres que contribuye a aumentar el conocimiento en esta temática.

Espero que ayude.

Clasificado en artículos de:

Subscribe to
comment reply